jueves, 22 de agosto de 2013

"Memento mori" de CÉSAR PÉREZ GELLIDA


Aquí os presento una primera obra de un valor que espero que vaya al alza. En esta primera novela hay elementos que nos anticipan que pueden ser bien trabajados. Sin embargo, todavía estamos ante una primera novela, circunstancia esta que nos deja abiertas las expectativas para la mejora.
César Pérez Gellida ha construido una novela que se desarrolla en su ciudad natal, Valladolid. Aprovecha elementos del entorno para situar la acción.
César Pérez Gellida nos presenta a un psicópata, asesino en serie, que inicia su carrera de tal. Por otro lado tenemos un Inspector de Policía, Ramiro Ledesma, que será el contrincante del "malo". Y entre uno y otro nos encontramos con otros personajes, que aderezan el plato, y, para mi gusto, son los que aderezan con más sabor, ya sean víctimas, colaboradores del policía o del asesino.
"Memento mori" parece una novela muy arraigada en un entorno, de esas que solemos llamar ambientalistas, en las cuales el medio da sentido y ayuda a comprender la acción, transmite emociones, crea sensaciones. Sin embargo, a mi parecer esto no es así. Sí, es cierto que ha elegido Valladolid como marco geográfico, pero ahí se queda, no encuentro elementos que me aporten algo a la trama. Si el autor hubiera elegido otros nombres, otras localizaciones, creo que me hubiera quedado igual. Hacía nada que había leído los libros de Johan Theorín y había experimentado tanto la comunión con el entorno, cómo un autor utiliza un contexto geográfico para que el lector se pierda entre la niebla del lapiaz, tenga frío en las costas heladas de Óland, visualice los bosques de hadas del norte... Eso me dejaba insatisfecho.
El comienzo de la novela me parece que adolece de falta de sensaciones; nos hace descripciones de personajes, nos introduce en un medio, pero le falta alma. Es más tarde, cuando aparece el personaje de Armando Lopategui "Carapocha", cuando encuentro que esto empieza a funcionar. Este es el personaje que más comunica sensaciones.
Durante el primer tercio de la novela encuentro demasiados detalles innecesarios, precisiones superfluas, que no por ser abundantes hacen que el lector entre más en la novela. Es cuando utiliza los diálogos cuando los personajes son más humanos.
Ramiro Sancho no es un personaje que enganche, que trasmita inquietud, no nos da emociones, sentimientos. Es un personaje más bien neutro. Sí, conocemos muchos detalles de su vida, de su rutina, pero no he logrado entrar en él.
Si tuviera que preguntarme  sobre el origen del mal, de leer esta novela, no tendría muy claro cuál es la explicación que nos da César Pérez Gellida, no sé si está en la naturaleza humana, si es a raíz del mal de la sociedad o si estamos ante la Diosa Fortuna, que reparte sin que el ser humano pueda explicar por qué.
También es cierto que el libro mejora según avanza su lectura. Repito, cuando César Pérez Gellida empieza a utilizar más los diálogos, esto ayuda a que el lector se meta más en la piel y en la inquietud de los personajes, tanto del Ramiro Sancho como de Augusto Ledesma, que, por cierto, es el nombre de nuestro asesino.
La trama es buena, a veces peca de excesiva, el "malo" es muy malo, pero sabe de todo, ha tenido todo tipo de experiencias, le ha pasado todo lo malo que le podía pasar. "Carapocha", lo mismo, ha tenido todas las experiencias habidas y por haber en su carrera profesional, contacto con todos los asesinos en serie de esta parte del charco... Pero la trama es buena, y el doble juego de algunos personajes también es muy buen ingrediente.
No es una novela al uso en que el detective es el personaje principal, hay dos líneas argumentales que dan protagonismo al Inspector y al asesino. Buen trabajo por esa línea.
Y hace un trabajo excepcional con la banda sonora de la novela. Hay un gran esfuerzo por situar musicalmente a nuestros hombres. Hay una profusión de canciones que intentan ambientar muchas escenas. La pena es que no sonara la música mientras lo estás leyendo automáticamente.
Lo dicho, es una primera novela, creo que hay elementos que nos indican que hay un buen trabajo y que puede haber posteriores novelas que hagan crecer a este autor y a sus personajes. Compararlo con Stieg Larsson creo que es un poco excesivo, y no es que yo sea un forofo de Stieg Larsson, pero todavía hay camino que recorrer.
Creo que merece la atención de los lectores de novela negra, César Pérez Gellida aporta un estilo interesante, por eso espero la próxima novela.
 
________________________________
Aquí tenéis el enlace con la web de César Pérez Gellida, ahora mismo dedica en exclusiva a "Memento Mori".
Entrevista en ABC de Castilla y León con el autor, César Pérez Gellida, a raíz de la publicación de su novela.
Una breve sipnosis, comentarios varios y primeras páginas al alcance de todos en la web de Suma de las Letras.
En Con el alma prendida a los libros podéis encontrar una sipnosis y un comentario personal sobre la novela.